jueves, 31 de marzo de 2016

Weli Maxi

Hay mucha gente que se ampara en las dudas ajenas para no hacer lo que quieren, cualquier cosa como elegir una pareja, estudiar alguna carrera "sin futuro", empezar un emprendimiento, o irse de viaje por el mundo.
Cuando decidi irme de Chile a viajar hubo muchos momentos dificiles, y no hablo de vender mi departamento, auto, ropa o muebles. No hablo de dejar a mis amistades, dejar mi carrera profesional, salir del concepto generalizado de normalidad (porque ya tenia 29 anos y se me iba el tren y no tenia hijos OMG) o perder una oportunidad en el ambito amoroso. No hablo de eso, todo eso fue facil, porque en mi cabeza YO ya lo habia aceptado, lo habia elegido como mi destino, como mi sueno, era lo que queria y ASI IBA A SER.

Lo mas dificil es decirle a tu familia...

La mia me sorprendio, me apoyaron en todo momento y estaban felices por mi, aunque yo se que por dentro pensaban en lo mucho que haria falta como hermana mayor (de 4 mas chicos), hija, hermana, prima, nieta, amiga, coordinadora oficial de eventos, cocinera, asistente, babysitter, chofer de turno, hombro para llorar,  soporte, y un infinito etcetera. Para mi tampoco seria facil salirme de todos esos roles, siempre he sido la mama o asistente de mi grupo de amigos y familia, la organizadora de eventos, la que recuerda los cumpleanos, santos, a quien le gusta o no la mayonesa, la que compra y despues manda un excel con el desgloce de todos los item y lo que corresponde pagar a cada uno (obvio con una copia de la boleta conservada perfectamente estirada),la que llega temprano para ayudar, y la que se va tarde para limpiar.

Pero en mi mente ya habia decidido dejar esos roles para el resto y concentrarme en MI, algo que no hacia muy a menudo y me lo debia.

Mi abuela  Maxi (weli; como le gustaba que la llamaran), una vieja elegante a morir, alegre, preocupada de su gente, vieja ya, mas de alguna vez se desubico conmigo (todas las viejas son asi) y me dijo que se me habia ido el tren; varias veces me dejo ver su preocupacion porque me fuera de viaje sola; incluso a veces pienso que en un principio no me creia mucho... Tambien creo que sus preocupaciones son validas si nos ponemos en sus zapatos, para nuestros padres, familias y amigos no es facil dejarnos ir, imaginense para mi weli!!! dejarme ir debe haber sido dificil, se que se sintio preocupada, y es que desde su perspectiva de abuela de seguro no fue muy agradable, menos linda viendome como mujer "sola", tan indefensa corriendo por el mundo; tentando a extranos a hacer el mal, expuesta a cuanta barbaridad que muestran las noticias en la TV, pasando frio y hambre; llorando sola en un rincon hechando de menos a todos; sola, desconsolada, perdida... bueno todo esto visto desde la perspectiva fatalista de una vieja que ha vivido mas de 8 decadas, y lo entiendo.

Un tiempo antes de que me fuera la diagnosticaron con cancer, uno que no le daria muchos meses de vida, uno que la iba a tomar por el pelo y la echaria al suelo. Lejos de eso, ella lucho contra su enfermedad, siguio trabajando (era profesora y el ultimo tiempo siguio trabajando en la biblioteca del colegio a un par de cuadras de su casa), siguio siendo una compradora compulsiva de ropa y zapatos, porque aunque era vieja, mi tata ya habia muerto, y tenia cancer, ella SIEMPRE se veia bien. Nunca me voy a olvidar un dia que la pille en el mall, sola, con lentes de sol y, obviamente, con una bolsa con zapatos nuevos, bajando la escalera automatica como si fuera la reina de Inglaterra, con un rayo de luz que la seguia como estrella de Broadway (eso no es verdad pero yo lo vi asi jajaja). Reina era, pero de Maipu, y esa imagen en el mall jamas la voy a olvidar. Ella siempre fue independiente, salia sola acompanada de su cancer, y trabajo hasta que su mente (porque su cuerpo hace rato le decia que no) lo permitio.

Los ultimos meses que estuve en Chile estuve cesante, lo que me dio el tiempo para estar con ella, apreciar su elegancia, conocernos mejor, reirnos mucho, escaparnos a comer un pastelito, llevarla a sus muchas visitas al medico que implicaban traslados en Santiago de horas en el auto, pero a mi no me importaba; siempre me ofreci para hacerlo porque era mi vieja, mi weli, y tenia la valiosa oportunidad de devolverle la mano ayudandola en todo lo que pudiera; y mejor aun, de pasar mucho tiempo juntas.

Pude contarle de mis locos planes de viaje, de los amores que tuve, de mis suenos, de mis inquietudes, de mis miedos. Tuve tiempo para explicarle porque me iba de viaje lejos y sola, pude contarle todo lo que leia sobre los lugares que visitaria, la aburri con la lonely planet que acarreaba como si fuera mi pulmon. Nada quedo inconcluso.

De a poco ella fue abriendo su mente, hasta transformarse en mi fan numero 1, la que me regalo una falda TOPISIMA para ir a India (weli use tu falda para conocer el Taj Majal y me veia topisima, no te preocupes), la que me dio pulseritas de proteccion para que siempre estuviera acompanada, y la que se emocionaba mas con las fotos que fui enviando por Whatsapp.


Ven que si me veia topisima?


La ultima vez que la vi fue en su casa, ese dia comimos rico como siempre, vimos (dormimos) una peli, y ella salio a la peluqueria para estar lista para irse de viaje al sur de Chile, sola, a casa de amigos. La ultima vez que la vi, estaba feliz y entusiasmada, y yo sabia que no la veria mas...en la vida, en esta vida, pero no quise decir nada, no quise arruinar su momento; o que se sintiera triste y recordara que yo me iba por largo tiempo y que su cancer, celoso, no nos dejaria abrazarnos nunca mas. Me despedi como si nos fueramos a ver en dos horas mas, simple y con una sonrisa, como si fueramos a tomar once juntas una vez mas, o como si fueramos a estar encerradas en el auto 3 horas mas una ultima vez.

Mi weli murio anoche, en su cama, y seguro feliz pensando que volveria a ver al amor de su vida, que volverian a bailar tango o cueca, que comerian infinitos asados y sopas deliciosas. Seguro penso que se iba a reencontrar con sus perros, con el mio, con amigos, y que al fin los zapatos ya no iban a ser tan caros; porque seguro que en el cielo, ella seguira siendo la reina, la mas topisima.

Yo no creo en Dios; tampoco creo en las religiones, si creo en las energias y el karma. Se que anoche cuando su cuerpo murio, la energia que tenia dentro se dividio; una parte viajo hasta Francia donde estoy ahora, y se aloja dentro mio. Ahora ella viajara conmigo, vera a traves de mis ojos que el mundo es hermoso, que la gente no es peligrosa; sentira lo lindo que es bucear, conocer gente nueva, manejar una moto, sentir la nieve en la cara, subir cerros, tomar aviones, ferry, buses: Yo se que ella sigue viviendo en mi, tambien en toda nuestra familia a traves de mi mama, tia, primos, hermanos, nietos y bisnietos.

Ella no murio, solo se transformo, y ahora weli te llevo dentro para donde vaya. No te puedo prometer que sere topisima como tu porque no soporto los zapatos con tacos, pero te prometo que cada dia voy a hacer lo que me haga feliz, voy a afrontar todo con positivismo, con el pecho inflado, con los ojos mirando para arriba. Voy a amar con locura, voy a perder los miedos, voy a llorar gritando, me voy a reir hasta que me den calambres. Voy a ir contra la corriente, voy a tomar todos los riesgos, jamas me voy a arrepentir...porque si no lo hago, cual es el sentido de esta vida?

Gracias por escucharme y, finalmente, entenderme y apoyarme en mis desiciones, que tengas un lindo viaje y gracias por dejarme el regalo mas lindo de la vida, mi mama y la locura heredada.




Esta es mi vieja, aunque de vieja nada!!!

2 comentarios:

  1. Me quedo con tu reflexión: a vivir con locura... un abrazo para ti y tu mamá!!!

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con tu reflexión: a vivir con locura... un abrazo para ti y tu mamá!!!

    ResponderEliminar